¿Existe la soledad?

¿Existe la soledad? ¿Existe la soledad entendida como la ausencia de lo otro, de lo otro humano? O, en cambio, como dice O., ¿lo humano impregna hasta los lugares a los que acudimos para escapar de lo humano? Como el monte en el que hay trazados caminos, señales, desperdicios… ¿Podría decir que estoy realmente sola con la roca si sobre sus pliegues permanece la huella del magnesio de los que llegaron antes? ¿Parte del vacío existencial moderno se debe a la muerte de la soledad en su sentido estricto? ¿Es por eso que realizamos el esfuerzo constante de ajustar el encuadre de la foto para que no aparezcan más personas alrededor? ¿Es esa la máxima expresión de la búsqueda de la soledad moderna: una imagen en la que tratamos de eliminar al otro para que sobresalga el yo? Pero todos somos yo y otro al mismo tiempo. Yo soy el otro para mi otro. Yo soy el otro que el otro busca eliminar de su encuadre. Si la soledad es la ausencia del otro, la soledad no existe. La soledad tiene que ser otra cosa.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create your website with WordPress.com
Get started
%d bloggers like this: