Pasiones

Hay pasiones descabelladas y sinsentido. Puede que las pasiones se escapen del sentido. Te recorren la sangre como un tinte y hacen que ésta se vuelva más oscura, más granate. A menudo siento como si llevara en mi interior material inflamable, como si estuviera compuesta de sílex y yesca. Prende el fuego y me vuelvo humeante. Ser vivo. El fuego es un ser vivo que habita en mis tripas. A veces son ascuas chisporroteantes, a veces llamas inmensas, pero siempre está ahí, respirando. Algunos fuegos nacen y mueren en el día, sin explicación, y los dejo ir sin duelo; otros, en cambio, temo que se apaguen. El fuego se mantiene con lo justo y, a veces, de la nada, puede ahogarse. En ocasiones, algunos de ellos se vuelven rebeldes, intento controlarlos, pero me desobedecen. Son a menudo en esos fuegos en los que se fraguan las grandes aventuras y también las grandes catástrofes. No entiendo su naturaleza y me siento atraída por su danza magnética. Llevo años tratando de identificarlos temprano, cuando aún son llama. Llama preciosa. Llama flamante. Realizo trabajo de campo. Tomo notas de su carácter. Para poder calentarme las manos. Para no quemarme.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create your website with WordPress.com
Get started
%d bloggers like this: