Cierto punto de obsesión

Mi relación con la escalada es una especie de romance. Mientras no escalo pienso en ella, me preparo para ella, y cuando la tengo delante trato de disfrutarla como si fuera, igual que yo, un ser mortal.  … Regurgito esta idea mientras leo un reportaje de hace un par de años en El País sobre el NangaContinue reading “Cierto punto de obsesión”

Create your website with WordPress.com
Get started